Instalaciones de almacenamiento para su consumo en la propia instalación

Los trabajos ejecutados en instalaciones de almacenamiento de carburantes y combustibles líquidos para su consumo en la propia instalación se realizan en los establecimientos nuevos o existentes.

En instalaciones tales como:

  • Las industriales fijas: hornos, quemadores, etc.
  • Las de almacenamiento en recipientes móviles que contengan carburantes y combustibles para uso industrial.
  • Las de combustibles para calefacción, climatización y a.c.s.
  • Las fijas para usos internos no productivos en las industrias, como por ejemplo grupos electrógenos.
  • Las destinadas a suministrar combustible y/o carburante a medios de transporte interno, que operan solo dentro de la empresa, por ejemplo, para carretillas elevadoras.
  • Las destinadas a suministrar combustible y/o carburante a maquinaria, que no sea vehículo.

Desde la entrada en vigor del Reglamento de instalaciones petrolíferas, las inspecciones periódicas se deben realizar cada 5 o 10 años, dependiendo de que el tipo de instalación requiera o no de un proyecto.

Descargar ficha en pdf

Reglamentación aplicable

Solicite presupuesto

Sin compromiso y sin esperas.
A través de nuestra web o por teléfono 902 103 620